¿Cómo hacer una transferencia de vehículos sencilla y práctica?

Written by Redaccion on . Posted in transferencia de vehiculo

transferencia de vehiculos sencilla y practica

En una sociedad ideal donde el dinero no fuera una limitación para nadie, sería lógico suponer que cada persona mayor de edad sería capaz de tener un coche nuevo. El vehículo no necesitaría mantenimiento de ningún tipo, así como, reparaciones y, cuando llegara el momento en el que así fuese, naturalmente podría desecharse y adquirir uno nuevo y empezar otra vez. La dura realidad es que la transferencia de vehículos, en muchas ocasiones es la alternativa viable.

Las razones para necesitar un coche de segunda mano pueden ser diversas. Por ejemplo:

  • Un padre que tiene que desplazarse hasta su lugar de trabajo y nota que con uno pequeño le bastaría. Así, podría dejar el grande en casa para que su mujer lo utilizase para llevar a los niños al colegio y a las diferentes actividades extraescolares en las que participen.
  • Otro caso podría ser el del muchacho que comienza la universidad y vive lejos de ella. Un coche propio le permitiría trasladarse con seguridad; sin embargo, el padre no quiere darle el suyo y tener entonces un quebradero de cabeza. La mejor opción es comprarle uno barato con el que pueda moverse sin llamar demasiado la atención.

El punto es que una vez que has decidido adquirir ese coche, el procedimiento que debe llevarse a cabo va más allá de simplemente poner el dinero en las manos del vendedor, recibir la llave, arrancar el motor y  salir a conquistar el mundo con tu nueva unidad. Debe cumplirse con una serie de obligaciones para poder transitar con libertad después.

transferencia de vehiculos

Transferir un automóvil resulta engorroso

Para iniciar el proceso se requiere la tarjeta de inspección técnica del vehículo, el permiso de circulación y el recibo en el que consta que se ha cancelado el impuesto del año anterior. A los que se le añaden los documentos de identificación del vendedor y el comprador (DNI vigente, o en su defecto, carnet de conducir o pasaporte).

Si en la negociación interviene una compañía y no se trata solo de personas naturales, entonces se pide la tarjeta de identificación fiscal con el código de la firma (CIF), el DNI del administrador y una escritura de poder notarial.

Un aspecto a aclarar es que los pasos exigidos para obtener la titularidad del vehículo los puede realizar cualquier individuo, ante las entidades gubernamentales respectivas; tratándose además de trámites gratuitos. No obstante, también hay que considerar el tiempo que deberás dedicar a esta labor porque en algunos lugares, las colas de espera son largas y en otros, se tiene que pedir una cita.

La alternativa recomendada es recurrir a una entidad reconocida, como la Gestoría RP, que posee la experiencia y el conocimiento para actuar con determinación, protegiendo tus documentos originales y consiguiéndote los solicitados con rapidez. Además, puedes hacer los trámites por correo sin tener que trasladarte a su sede.

Tags: ,